ACEITE Y SALUD

EL ACEITE DE OLIVA VIRGEN EXTRA

El aceite de oliva virgen extra, el rey de la cocina mediterránea, siempre ha sido considerado como un aliado valioso para la salud. Es una fuente importante de lípidos, ácidos grasos monoinsaturados, sobre todo, aquellos nutrientes que, si se introduce en una dieta equilibrada, proporcionan al menos el 30% de la necesidad diaria de calorías y crean  reservas de energía; el aceite extra virgen de oliva tiene muchos efectos beneficiosos en el cuerpo:

Ayuda a prevenir las enfermedades cardiovasculares.
Ayuda a regular el contenido de colesterol en el cuerpo, aumentando el nivel de HDL, el colesterol bueno, que limpia las arterias y ayuda a mantener un bajo nivel de LDL, el colesterol malo, que por el contrario, tiende a obstruirlas.
Gracias a sus propiedades antioxidantes que ayuda a evitar los procesos oxidativos: compuestos fenólicos, tocoferoles y los carotenoides previenen la formación de radicales libres en el cuerpo.
Proporciona una valiosa contribución a la protección del sistema digestivo: más que cualquier otro condimento ya que tiene una acción emoliente sobre el revestimiento del estómago y el intestino.